8/5/10

El saludo de los árboles


" Salíamos de la Taberna a ver las estrellas entre caminos, cuando unos hermosos "Brancos" ( hombres árbol) nos recibieron en la entrada, en fila. No salíamos de nuestro asombro. Uno de ellos dejo caer un pergamino dorado al suelo, donde pudimos leer una nota de agradecimiento. Sabían que éramos de los pocos seres que aun creían en la magia de los bosques." Wizard

11 comentarios:

Assumpta dijo...

M'encanta!!! M'agraden moltíssim aquests homes-arbre... sembla ben bé que facin com una petita reverència de respecte :-)

arandanilla dijo...

cuánta sabiduria esconde un árbol...hacía tiempo que no pasaba por aquí. Espero que todo bien, saludos desde el Sur.

Pilar dijo...

Los brancos, que nos permiten bajar la vista al doblarse para mostrarnos su majestuosidad latente de vida.

Len0re dijo...

Cuanta magia, la de estos hombres árbol. Inclinemonos nosotros ante su gran sabiduría.

Besos

Laura T. Marcel dijo...

No podias haber encontrado una imagen mejor que ilustrara la "existencia" de los brancos. ¡Fantástico!

Dissortat dijo...

Cuando en nuestra soledad nos rodeamos de árboles, ese sentimiento casi desaparece porque el sonido del viento entre sus ramas y hojas, y sus movimientos, se trasforman en palabras suaves y en dóciles abrazos...

Carme dijo...

Quina foto més bonica! Jo m'afanyo a tornar la reverència! Són preciosos i la bellesa sempre és màgica!

Sauze dijo...

Siempre puedes encontrar a personas que crean en la magia de los árboles, quizá están contadas con los dedos de las manos... pero para que querer más? mientras que lo que se sienta sea verdadero... seguiremos escribiendo pergaminos con letras doradas...
un beso cielo.

Silver's Moon dijo...

Claro que sí, hay que creer en la magia del bosque, porque en él habita toda clase de criaturas invisibles al ojo humano, sólo se pueden ver con los ojos del corazón. Cómo los brancos.

Un beso grande

SUSURU dijo...

Digo SÍ a la presencia de la magia que permite que mi poder de asombro no se agote nunca.

Qué saludo tan respetuoso y reverencial el de esos árboles enigmáticos y mágicos,.

abrazos.
y a bailar y brindar en la taberna.

Gabiprog dijo...

Y a pesar de todo, siguen dando buena sombra y buenos frutos...


Un abrazo.